Cultura ciudadana


Para Defender la Vida y la Paz

Viviana Barberena y Antanas Mockus
Escucha mis ideas aquí:
“Integrar los elementos de la cultura ciudadana del gran legado de Antanas Mockus, aprendiendo de lo que nos ha pasado durante la pandemia, para armonizar las normas con las realidades y lograr una mejor convivencia social.”
El gran aporte que hizo la Alcaldía de Antanas Mockus en Bogotá, que irradió al mundo, fue el de la cultura ciudadana. La idea de que los seres humanos nos manejamos por tres grandes maneras de dirigir nuestra conducta: la ley, la moral y la cultura. Poder trabajar en estos ámbitos y en el auto control.

Hace más de 20 años, Antanas Mockus cambió la forma de hacer política en nuestro país. Esto fue posible porque se dio cuenta que si queremos un cambio, necesitamos implementar acciones simultáneas que ayuden a que la sociedad pueda transformar sus comportamientos arraigados.

En un contexto en el cual el país se había resignado a las vías ‘fáciles’ del narcotráfico, Mockus propuso mimos en los semáforos que nos recordaran el valor de la vida; y zanahorias para impedir que por negligencias o abusos las personas terminaran en riñas o accidentes de tránsito. Pero su accionar no terminó allí: también recrudeció las multas para los infractores de la ley y realizó amplias campañas de pedagogía que a fuerza de repetición impactaron a la ciudadanía bogotana y luego a todo el país.

Esto es lo que hoy conocemos como cultura ciudadana: un triángulo que suma la atención al cumplimiento de las leyes; la transformación de la moral colectiva (rechazo o aprobación social); y la corresponsabilidad en la construcción de la sociedad: la cultura política, todos ponemos.

Acompañé por muchos años a Antanas en sus apuestas por lograr transformaciones en el país, porque desde el principio entendí que es así como podremos generar un cambio. Con una ciudadanía activa, que se interesa por los asuntos públicos y que comprende que tiene derechos y responsabilidades y que controla a sus gobernantes desde un ejercicio consciente de los espacios de participación y también mediante su voto.

¿Qué propongo?

  • Ley de cultura ciudadana. Necesitamos recordar como país que no todo vale y que esto guíe el accionar de todas las ramas del poder público.
  • Pedagogía de la ley. Necesitamos mejorar en la capacidad de relacionamiento de las instituciones con la ciudadanía.

© Viviana Barberena. All rights reserved.
Powered by Comunicaciones Vivas.